" " " "
top of page

Newsletter #32: ¿Cómo será el trabajo en 10 años?



En un reciente estudio latinoamericano en el que participaron profesionales de Recursos Humanos, se analizó el futuro del ámbito laboral desde una mirada innovadora y disruptiva tomando en cuenta las necesidades de los tomadores de decisión de empresas de diferentes industrias.


Entre los datos más interesantes que arrojó el estudio se encuentra que el 62% de los entrevistados cree que en 10 años el empleo va a ser diferente ¿En qué forma?

El 66% de los especialistas afirma que va a mejorar, el 23% que no va a cambiar tanto y el 11% que no habrá ningún cambio significativo.


A la pregunta ¿Cuál será el mayor desafío en el trabajo del futuro? La respuesta fue que los trabajadores logren adaptarse al nuevo mundo laboral y no queden fuera del sistema. El reto será que los colaboradores desarrollen sus tareas de manera acompañada y no aislada, además que no se pierda la sinergia del trabajo en equipo. Es importante que no aumente la precarización laboral y que se promuevan los espacios de encuentro más sociales o recreativos.


Una pregunta interesante de este estudio fue ¿Cómo va a ser el trabajo en sí? Para el 51% de los encuestados va a cambiar porque muchas tareas se van a automatizar y otras van a resolverse de nuevas formas. Para el 12% se va a diversificar y cada vez se va a especializar más, además que se requerirán nuevos perfiles profesionales.


¿Cuáles van a ser las principales ventajas del trabajo del futuro? La respuesta más frecuente fue que los colaboradores puedan trabajar desde cualquier parte del mundo con el 48%; 40% opinaron que las condiciones laborales mejorarán y que puedan disfrutar de lo que más les gusta. Otra ventaja que se determinó fue que las personas no tengan que ir físicamente a la oficina y con respecto a esta última respuesta sobre el futuro del lugar de trabajo, el 60% cree que el lugar de trabajo será un híbrido entre la oficina y otros lugares, el 34% cualquier lugar gracias a la posibilidad de realizar tareas de forma remota, el 4% opina que se realizará en el metaverso o la virtualidad, y el 2% en espacios compartidos con personas desconocidas como los coworkings. Aún hay personas en esta encuesta que opinan que seguirá siendo la oficina.


No obstante todos los beneficios que pueden aportar estas nuevas tecnologías, las empresas que quieran adoptarlas deben tener una estrategia sólida que se vincule tanto con el flujo y las nuevas formas de de trabajo diario, así como con las necesidades de la empresa y las preferencias de los clientes; esto significa que habrá que determinar una política con respecto a los dispositivos y los componentes que serán necesarios para que el sistema sea efectivo; gestionar activamente la aceptación de la realidad extendida por parte de los usuarios dentro de la diversidad demográfica y cultural; explorar nuevas formas de involucrar a la gente, tanto profesional como personalmente; brindar una capacitación adecuada con un equipo especializado interdisciplinario que incluya representantes de tecnologías de la información junto con otras áreas tales como Recursos Humanos; y crear contenido significativo, entre otras cosas.

bottom of page